FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO

 

14/05/2011.

Dios les bendice en esta semana, y declaramos una semana de bendición para todos amen?

Bueno nuevamente estamos aquí para traerles palabra de Dios y para que aprendamos todos, por medio de cada devocional.

Para esta semana como les había hablado, conoceremos sobre los frutos del Espíritu Santo.

Y bueno vamos entonces a conocer un poco sobre el tema.

Es necesario corregir que no son los frutos del Espíritu, es el fruto. uno.

Este fruto es el amor, es como un racimo, y cuando crece el amor, crecen los demás.

El fruto del Espíritu Santo en nuestra vida se muestra en nueve virtudes que expresan el carácter divino de nuestro Señor Jesús Romanos 8: 16.

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley.

Gálatas 5: 22 – 23.

Fruto: En su raíz griega se puede traducir como descendencia.

Debe desarrollarse en tres dimensiones:

En relación a Dios: Amor, gozo, paz

En relación al projimo: Paciencia, benignidad, y bondad

En relación a nosotros mismos: Fidelidad, mansedumbre y dominio propio.

Amor: Las primeras tres virtudes nos capacitan especialmente para una comunión con Dios.

Gozo: El gozo en Dios nos da la fortaleza, la fuerza. Salmos 46: 1

Paz: La paz de Dios sobrepasa todo entendimiento y guarda nuestros corazones y nuestras mentes. Filipenses 4: 7.

Paciencia: El segundo grupo abarca tres virtudes que guardan especial relación con nuestro prójimo.

Longanimidad: largura de ánimo. Es la paciencia que se ejercita en relación a personas, ayudando a soportar, sin rencor vengativo, la conducta perversa de parte de otros.

Benignidad: Viene de una raíz que significa ser útil y servicial.

Bondad: Da la idea de nobleza de carácter, es una combinación de justicia y amor.

Fe o fidelidad: El tercer grupo contiene tres virtudes que tienen especial relación de sí mismo.

Son un broche de oro en la calidad del carácter del cristiano.

Mansedumbre: Se manifiesta especialmente en la disposición a ceder de los propios derechos por amor a los demás, en provecho de otros. 1. Corintios 9: 18.

Templanza o dominio propio: La capacidad de actuar como es debido en cualquier situación y aquel comportamiento que es manejado por las motivaciones. externas.

Es através del fruto y las virtudes del Espíritu  Santo, como podemos controlar nuestras actitudes, emociones y temperamento. Romanos 8: 13.

Debemos analizarnos todos los días, y pedirle a Dios que nos revele como estamos delante de él, con respecto a los frutos de su Espíritu, porque con los frutos del Espíritu Santo en nuestra vida, le agradamos a Dios, pidamos también a Dios que nos enseñe a llevar esos frutos, para adorarlo y para tener una mejor calidad de vida en él amen?

Bueno hermanos, Gloria a Dios por este nuevo tema devocional, les agradecemos como siempre por su apoyo y ánimo que en Dios tenemos la victoria, bendiciones.

 

 

Acerca de shalomalasnaciones

Somos un blog cristiano

Publicado el 14/05/2011 en Shalom a las Naciones. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: